La CED firma acuerdo contra el hambre

Inicio » Noticias » La CED firma acuerdo contra el hambre

mayo 30, 2019

Santo Domingo, R.D.- La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), como parte del Consejo Interreligioso de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN), firmó un convenio de colaboración con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para desarrollar acciones que promuevan la seguridad alimentaria y nutrición en la República Dominicana, a fin de contribuir al logro del segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible, Hambre Cero.

“Es un proyecto que viene a responder a una gran necesidad en nuestro pueblo, donde es urgente la seguridad alimentaria y que los nutrientes que tengan los artículos que consumimos sean los suficientes y necesarios para una alimentación sana y de calidad”, indicó Mons. Julio César Corniel Amaro, Obispo de Puerto Plata.

El acuerdo busca promover espacios de capacitación, incidencia y abogacía para fomentar la seguridad alimentaria y la nutrición de la población más vulnerable, puesto que son pilares del desarrollo sostenible y humano que permiten a las personas vivir de forma saludable y mejorar sus ingresos.

El convenio fue firmado por Mons. Julio César Corniel Amaro, Obispo de Puerto Plata como presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la CED; Reverendísimo Moisés Quezada Mota, Obispo Diocesano de la Iglesia Episcopal Dominicana; Reverendo Fidel Lorenzo Merán, presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) y el representante del PMA, William Vigil.

Los dirigentes religiosos exhortaron a los diferentes sectores y al pueblo dominicano a unir esfuerzos en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza en el país, al tiempo que invitaron a asumir los retos y tareas pendientes “porque el Hambre Cero es una responsabilidad de toda la sociedad”.

Sobre el CISAN

Constituido en febrero de 2018, el CISAN está integrado por la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) y la Iglesia Episcopal Dominicana (IED) como un compromiso de la comunidad religiosa hacia el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (Hambre Cero).